Madonna en Vanity Fair deja claro por qué sigue siendo la reina del pop

Aunque en una sociedad que, de por sí, ya teme envejecer la mirada patriarcal suele mostrarse más severa cuando de mujeres grandes se trata, contra Madonna no han podido: su arte, su estilo, su espíritu y su impronta se siguen imponiendo con talento y orgullo a través de las décadas.

La artista ha ido más allá de convenciones, de críticas, de prejuicios, de clichés, de mala energía para, sencillamente, seguir siendo Madonna.

Recientemente, la Revista Vanity Fair la convocó para una sesión de fotos que, como siempre, mostró la versatilidad y el componente propositivo que está, innegablemente, unido a la cantante.


Recreando la Última Cena, con mujeres; entre toreros; a lo Frida Kahlo: bajo el lente de la famosa dupla compuesta por Luigi & Iango, Madonna se dejó retratar. Y entrevistar también. Aquí queremos destacar tres puntos de este encuentro, los que nos llevaron a la afirmación en el título de esta nota.


Artista vigente e imparable

A sus 64 años, la diva pop viene de anunciar una nueva gira. Para esta, ha venido ideando una nueva puesta en escena.

Además, está a punto de concretarse el biopic en el que, desde hace años, viene trabajando.

Para ella, esta es una etapa muy especial en la que se deja inspirar para sus ideas y se une a gente creativa.


Madonna suma 14 álbumes de estudio, en los que ha recorrido numerosos géneros. Ha grabado increíbles videos, algunos de los cuales, como el de «Vogue», han sido, además de creativos y propositivos, esenciales para darle visibilidad a la diversidad. No haría falta decirlo, porque se sabe ampliamente: ella es una figura muy querida entre la comunidad LGBTQI.


Sus miedos

Los miedos de Madonna no vienen tanto desde dentro como desde fuera: en estos tiempos que corren, en los que la corrección política y la cultura de la cancelación en parte marcan la agenda, si algo le inspira temor es perder la libertad de expresar sus pensamientos, su individualidad.

Probablemente este sea un temor que compartimos muchxs, especialmente en redes sociales.

Y eso que, si alguien sabe de reprobaciones públicas es ella. Desde su video de Like a Prayer, que le sacó caspa a la Iglesia Católica, hasta el rechazo a sus recientes fotos desnuda en Instagram.

En este encuentro, la artista aseguró temer que hayamos caído en una especie de distopía.

Sin arrepentimientos

Demostrando que no regrette rien de rien, lo deja claro: si tuviera 20 años de nuevo, volvería a descubrir el mundo con las mismas ganas de conocer y la misma curiosidad… sería de nuevo una rebelde.

Lo que la hace feliz

Con tantos triunfos logrados, tantas barreras atravesadas y una carrera poderosa, ¿qué la podría hacer feliz? Lo primero: el éxito no le quita el sueño, ese ya lo tiene.

La prole de Madonna reúne a deportistas, artistas, niñxs y jóvenes con talentos innegables.

El tiempo que puede pasar con sus hijxs, verles contentos, presenciar su evolución, descubrir lo que les apasiona. Eso es actualmente la felicidad para ella.

Si quieres leer más sobre esta entrevista, que inaugura la serie sobre íconos pop de Vanity Fair, parte de ella está disponible en el sitio web del medio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: